¿Cómo afrontar preguntas difíciles en una entrevista laboral?

Una entrevista laboral es un proceso altamente competitivo en el que se conoce mejor al postulante, una dinámica en la que se corrobora la información obtenida anteriormente y sobre todo es un contacto en el que se evalúan las competencias necesarias para el puesto al cual se postula, una de las maneras en las que los entrevistadores miden este nivel de competencia es formulando preguntas complicadas de responder inmediatamente.

A continuación te mostraremos algunas de las preguntas más difíciles que se suelen hacer en una entrevista laboral:

  1. ¿Cuál es tu más grande debilidad?

Al encontrarte con esta pregunta lo que requieres hacer es ser honesto y con actitud positiva enfocar tus debilidades como acciones en progreso. De esta manera transformas la mirada hacia ti mismo y te presentas siempre como alguien humano. Ejemplo: quiero que mi trabajo sea perfecto, así que a veces paso más del tiempo requerido revisándolo, esto es algo que requiero corregir y con lo que lucho día a día, con mi propia organización.

  1. ¿Qué salario crees que mereces?

Lo mejor que puedes hacer es investigar sobre la posición a la que postulas, el sector de la empresa, la empresa (si la conocieras) y estimar tu valor de experiencia y conocimientos en el mercado laboral.

Sé siempre honesto y si consideras que tu remuneración puede ser un aspecto que “asuste” a tu entrevistador puedes decir: “Mi remuneración era XX (lo cual te sitúa en el nivel de señority que alcanzaste) y hoy busco recolocarme por lo cual mi intención es estar en una empresa en donde pueda darle continuidad a mi carrera”.  Con esta respuesta abres siempre posibilidades.

Si consideras que tu remuneración no es la que quieres compartir con tu entrevistador puedes decir: “Prefiero mantener mi remuneración en reserva y conocer las particularidades de la posición para hablar luego de mis expectativas”…

Recuerda no ser el primero en hablar de números. Es mejor negociar y hablar de ello una vez que te hayan conocido y estén entusiasmados con que seas parte del equipo.

  1. ¿Qué no te gustó de tu último trabajo?

Sé siempre honesto sin hablar mal de la empresa donde estuviste. Puedes decir simplemente que fue una experiencia de aprendizaje más que buscas algo distinto que vaya más de acuerdo a tus valores, tu estilo, tus características, entre otras cosas.  Por ejemplo podrías mencionar: “Sentía que no era lo suficiente retador y con el tiempo los proyectos se hicieron repetitivos”…

Recuerda que siempre pueden, en etapa posterior, llamar a tu ex centro de trabajo para corroborar tus afirmaciones.

  1. ¿En dónde te ves en 3 o 5 años?

Para responder bien esta pregunta requieres tener definidas sus metas a mediano y largo plazo y al momento de responder esta interrogante alinear tus metas personales y laborales a las posibilidades que te podría brindar el puesto de trabajo y la empresa a la que estás postulando.

  1. ¿Por qué debo contratarte?

En este tipo de preguntas es donde tienes la oportunidad de mostrar tus mejores capacidades, habilidades y aptitudes enfocadas a las soluciones puntuales que podrías ofrecer a la empresa desempeñándote en el puesto al que piensas postular.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s